osb-arquitectos-estilo-ibicenzo

Estilo Ibicenco, decoración veraniega

Si hay un estilo que se asocie con el verano, ese es el ibicenco. Sus líneas simples, su apuesta por el blanco y los materiales naturales, así como su apuesta por la entrada de la luz lo han convertido en sinónimo de tiempo libre, diversión y relax. En OSB Arquitectos somos fans de este estilo decorativo, de ahí que muchos de sus principios los incorporemos a algunos de nuestros proyectos arquitectónicos. Si no estás familiarizado aún con él ahora tienes la oportunidad de conocerlo, pues hemos redactado este artículo con ese objetivo.

Estilo ibicenco: cómo es

Se denomina estilo ibicenco a una corriente arquitectónica y decorativa que surgió en los años setenta del siglo XX, en las islas Baleares. Un movimiento en el que se intentaba recuperar la esencia de la vivienda de la zona, incorporando algunos elementos más modernos, con los que se quería responder adecuadamente a las necesidades de sus moradores del momento.
En lo que se refiere a la arquitectura hay que destacar que el estilo ibicenco se caracteriza por el uso de líneas rectas y del cubo como principal forma geométrica. De esta manera, las viviendas parecen cubos de diferentes tamaños que se unen entre sí cuando comparten paredes.

Esta forma no es un hallazgo originado en ningún estudio de arquitectura, sino que se inspira en el modelo de vivienda que habitaban los primeros pobladores de las islas. Posiblemente los fenicios. Se trata de viviendas de grandes muros, que se orientan hacia el sur para aprovechar las horas de luz y protegerse de los vientos de norte que tan virulentos resultan en esta zona.

Otras características son: la ausencia de tejados, las paredes encaladas, las ventanas de pequeño tamaño y el uso de los arcos en sus partes interiores y exteriores. Se trata de un estilo con el que se quiere conectar con la naturaleza. De ahí que apueste por la presencia de la madera, la mampostería, la piedra como parte de sus elementos interiores y exteriores. Para revestir los suelos, las casas de estilo ibicenco emplean baldosas de color tierra o barro. También es frecuente encontrar el cemento pulido.

La gama de colores que vamos a encontrar en las casas de estilo ibicenco son: el blanco, el madera (de algarrobo o sabina, principalmente) y el azul. Éste último en tono añil y siempre sobre elementos decorativos de la vivienda, como las vigas, las puertas y las ventanas.

Interiores de estilo ibicenco

En el interior de una casa ibicenca vamos a observar cómo prima el color blanco frente a todos los demás colores. Esto ni significa que no podamos introducir elementos de colores. Nada más
lejos de la realidad. El estilo ibicenco admite muchas combinaciones, sobre todo aquellas que tienen un aire bohemio. Como los rojos, los granates o los ocres. Si olvidar lo explicado anteriormente respecto al color azul.

osb-arquitectos-estilo-ibicenzo

 

 

También es frecuente encontrarlas decoradas con motivos geométricos o flores. Y es que todo ello encaja con la tradición, pero también con los aires hippies de este estilo. En lo que a tejidos se refiere hay que señalar que el estilo ibicenco se caracteriza por el empleo de las fibras naturales. Algodones y linos son los más habituales, aunque no son los únicos. Otro elemento estrella es el empleo de las fibras naturales en lo que a complementos se refiere. Así, es frecuente encontrar persianas de arpillera o alfombras de yute en sus ventanas y suelos. Sin olvidar los cestos de mimbre que nos salen al paso en las distintas estancias.

Así pues, si quieres darle un nuevo aire a tu vivienda y te gusta que parezca que siempre es verano, no lo dudes y apuesta por el estilo ibicenco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.