oficina y teletrabajo

Cómo adaptar tu casa al teletrabajo

El teletrabajo se impone. La pandemia provocada por la COVID 19 ha supuesto el espaldarazo definitivo a este tipo de rutina en la que la persona cuenta con su oficina en el hogar, pudiendo compatibilizar su salud o familia con la realización de una jornada de trabajo.

Una realidad que, si hasta ahora se desarrollaba en tierra de nadie y casi de manera improvisada, ahora se materializa en una legislación que la regula, en unas medidas de protección para el trabajador y en una opción real para las familias de España.

En OSB sabemos que esta nueva situación afectará a las viviendas en lo que a distribución espacial se refiere, de ahí que muchos de nuestros proyectos de reforma ya incluyan la necesidad de contar con esta nueva necesidad. Sin embargo, sabemos que todavía hay muchas personas que no saben que estos espacios tienen que contar con una serie de elementos y particularidades que faciliten el trabajo. De ahí que hayamos redactado este artículo en el que queremos explicar cómo se puede adaptar el espacio doméstico al teletrabajo.

Adaptar el espacio doméstico al teletrabajo

Convertir nuestra vivienda en nuestro nuevo espacio de trabajo no es algo que se deba improvisar. Y es que necesitamos contar con unas condiciones concretas que faciliten la concentración, que generen sensación de bienestar y que nos aíslen del exterior lo suficientemente. Y es que todo lo que se desvíe de esta realidad nos provocará agotamiento mental, sensación de estar desbordados y posiblemente carga mental.

Así pues, si optamos por el teletrabajo, lo primero que debemos hacer es adaptar nuestra vivienda a esta nueva necesidad. Y hacerlo con todo el cuidado y cariño que requiere.

Lo primero que debemos preguntarnos es dónde deberíamos teletrabajar. Tenemos que escoger una zona de la casa que nos permita crear un ambiente tranquilo, silencioso, que esté bien ventilado e iluminado, que esté al alcance de la wifi (si la necesitamos para trabajar) y donde podamos atender videollamadas o acudir a reuniones sin problema alguno.

En este sentido, es importante que escojas una estancia con una buena ventana que facilite entrada de luz natural durante todo el año, y que puedas abrir para ventilar durante el tiempo de calor. En caso de que no sea posible, busca alternativas para poder instalar claraboyas, ojos de buey o eliminar tabiques en caso de que sea necesario. Si preguntas a profesionales de la reforma, seguramente te orientarán en este sentido.

espacio-de-teletrabajo-cerrado

Es importante que las paredes de la estancia tengan un color apropiado, que te ayuden a estar a gusto. Tonalidades suaves, sin estridencias, que te ayuden a estar relajado y faciliten la concentración. Nada mejor que los colores pastel o los blancos para conseguir este efecto en las personas.

Otra pregunta básica para definir nuestro espacio de teletrabajo es qué materiales tendría que tener el espacio de trabajo. La respuesta irá acorde con el tipo de actividad que desarrollemos. Y es que no es lo mismo que desarrollemos una labor de oficina a que diseñemos ropa o impartamos clases en un centro educativo. Cada una de las profesiones conlleva unas necesidades y a ellas tenemos que ajustarnos. En este sentido, contar con todo lo que podamos necesitar y tenerlo a mano, es imprescindible. Pero, cuidado, no se trata de meter elementos a lo loco. Debe ser un espacio que te permita el movimiento. De ahí que sea interesante contar con soluciones polivalentes, que permitan por ejemplo almacenamiento y se conviertan en mesas o sillas llegado el caso. Pregunta y busca entre los expertos en reformas para encontrar novedades en este sentido. Recuerda que en estos casos la filosofía minimalista del menos es más siempre funciona.

espacio-de-teletrabajo-abierto

Así pues, si quieres adaptar el espacio doméstico al teletrabajo, sigue estas pautas y verás cómo mejora tu rendimiento y sensación de bienestar. Y, en caso de que tengas que llevar a cabo alguna reforma para adaptar tu vivienda a la nueva realidad laboral, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conseguirlo de la mejor manera posible.

puerta de madera sostenible

La madera saludable más adecuada para el hogar

Los árboles son la fuente de nuestro bienestar. De ahí que cuidar nuestros bosques sea responsabilidad de todos y de todas. Especialmente cuando son objetivo de empresas que lo único que desean es talarlos para obtener su madera, sin preocuparse del impacto medioambiental que tengan estas acciones o de procurar su reposición.

Y es que aunque en OSB ARQUITECTOS somos partidarios del empleo de la madera saludable como uno de los materiales idóneos en nuestros proyectos, no queremos que ésta se obtenga a cualquier precio.

Tampoco estamos a favor del empleo de cualquier tipo de madera y es que ateniendo a sus acabados y tratamientos, la madera que empleemos en nuestro hogar puede incluso ser perjudicial para tu salud y las personas que viven contigo.

Como somos conscientes de que muchos de estos detalles no son popularmente conocidos, hemos redactado este artículo con el que queremos ayudarte a escoger adecuadamente y en conciencia la madera más saludable para tu hogar.

pared y suelo de madera sostenible

Maderas saludables: qué son y qué tipos hay

A la hora de adquirir maderas para nuestro hogar, debemos tener en cuenta su procedencia. Y es que sin quererlo podemos estar comprando maderas de árboles que hayan sido talados sin control alguno.

Para asegurarnos de que esto no ha sucedido así, hace años se puso en marcha un certificado que marcaba la madera extraída de manera sostenible. Esto es, que los árboles se plantan a medida que se talan, lo que supone un mínimo impacto medioambiental y asegura la continuidad del recurso. Y es que estos árboles suelen ser de crecimiento rápido, lo que facilita su reposición. Así pues, lo primero que debemos hacer al elegir madera es buscar el certificado FSC –Forest Stewardship Council– que es la garantía de que su extracción no ha dañado a los bosques.

Respecto a los tipos de maderas que podemos adquirir en el mercado, hay que destacar que las más habituales son las siguientes: natural sin barnizar, tratada con aceites que resaltan su veteado y nudos naturales, trabajadas con aceites y barnices que la colorean, madera lacada o pintada en colores distintos, etc.

salon de madera saludable

Pues bien, en todos los casos es necesaria una intervención. Y es que a nadie escapa que para que la madera se trabaje bien y no se convierta en un reclamo para insectos que la devoren, lo suyo es someterla a un proceso de secado y a unos tratamientos que la protejan. Sin embargo, debemos tener cuidado con todo esto. Y es que han podido ser tratadas con sustancias biocidas poco saludables que afecten a nuestra salud cuando pasado el tiempo comiencen a desprenderse vapores de ellas. Si te encuentras en el caso de tener que elegir el tratamiento, opta por aquellos que se basen en las sales de bórax, un producto inocuo para personas y animales, que no deja olor ni color residual y que te ayudará a proteger la madera de cualquier agresión. Si vas a comprar esta madera saludable, solicita información a este respecto.

Otro aspecto que debes tener en cuenta al elegir la madera para tu hogar es que los componentes orgánicos volátiles (COV) que tienen las maderas pueden ser, incluso cuando se trata de sustancias naturales, altamente peligrosas para las personas. De ahí que sea necesario que te asegures de que este aspecto se ha tenido en cuenta también en el tratamiento de las maderas. La forma más sencilla es buscar la etiqueta de la Flor europea o Ecolabel, creada en el año 1992, y que es la única marca que garantiza que el producto tenga una baja emisión de COV, aunque también vas a encontrar productos con cero emisiones en este sentido.

Logra un nuevo enfoque cambiando la distribución de tu casa

Si quieres lograr un nuevo enfoque en tu vivienda, lo mejor es que lleves a cabo una reforma. Una intervención con la que podrás aprovechar mejor la iluminación natural que llega hasta su interior, que permitirá una mejor circulación de las personas en su interior, donde los espacios estén comunicados entre sí, donde la humedad no encuentre lugar, donde las soluciones ecológicas se sucedan haciendo de tu vivienda un espacio eco friendly, pero sobre todo, donde la distribución de la casa obedezca a un nuevo concepto de hogar: el de un espacio de bienestar.

enfoque

Logra un nuevo enfoque cambiando la distribución de tu casa

La distribución de una vivienda es la manera en la que se organizan sus distintos espacios. Es decir: cómo se han dibujado los dormitorios y su superficie total, la manera en la que se separan los diferentes espacios, el número de paredes que interrumpe la circulación del aire y de la iluminación natural que accede a través de las ventanas, etc.

Esta acción marca la personalidad de cada vivienda y es importante que se adecue a las necesidades de cada persona o de cada familia que va a vivir en ese espacio. 

enfoque plano casa

A veces las viviendas que compramos (generalmente las que conseguimos de segunda mano) son espacios en los que la distribución se ha realizado acorde al número total de habitaciones. Y es que durante mucho tiempo el precio total de una propiedad se marcaba sobre todo por este concepto. De ahí que la distribución de la vivienda se desarrollara colocando numerosos tabiques intermedios y el resultado fuera el de viviendas oscuras, con humedad durante el invierno y con poca ventilación. De ahí que comenzar por cuestionar la distribución de nuestra propiedad sea el paso fundamental a la hora de desarrollar una reforma.

Enfoque a tu vivienda

Reforma Integral de OSB Arquitectos en Valencia, 01/2020

Para lograr este nuevo enfoque debemos tener en cuenta lo siguiente:

  1. Adquiere sólo aquellos elementos que realmente son necesarios en tu vivienda. Nada de muebles superfluos que sirven para poco, mejor elementos polivalentes.
  2. No pongas elementos junto a las ventanas. Hay que permitir que entre la luz y el aire del exterior.
  3. Dependiendo de la forma de cada habitación podrás distribuir el resto de los elementos que lo componen. Así, por ejemplo, un salón cuadrado permite la colocación de elementos en U y uno rectangular en forma de L. Lo mejor es que antes de plantearte su distribución dibujes un croquis donde puedes visualizar su superficie como si estuvieras colocado en un espacio superior.
  4. Recuerda que cada habitación tiene unas necesidades y que estas deben aparecer en un listado inicial que debes comunicar a las personas que se encargarán de hacer la reforma. Y es que hay que tener en cuenta hasta el mínimo detalle, incluida cualquier toma de corriente o enchufes.
  5. Recuerda que los cuartos de baño son espacios donde pasamos mucho tiempo, por lo que debemos facilitar la entrada de luz natural y la colocación de espejos que la reflejen. Si se trata de un espacio pequeño, lo mejor es colocar la bañera o el plato de ducha en un extremo, dejando libre el resto para cambiarnos, asearnos a diario, maquillarnos, etc. Aunque en la actualidad los baños suelen ser de muchos colores, recuerda que cuanto más claro sea mayor sensación de amplitud; y que si empleas los mismos azulejos para paredes y suelos daremos sensación de continuidad.
  6. Sustituye las paredes por puertas correderas que te permiten hacer de tu hogar un espacio dinámico y cambiante que se adapta a cada situación como si de un organismo vivo se tratara.

 

En cualquier caso, esto son sólo algunas ideas con las que puedes lograr un nuevo enfoque cambiando la distribución de tu casa. Existen muchas más, tantas como personas. Por ello, en OSB Arquitectos podemos ayudarte a lograr un nuevo enfoque en la distribución de tu casa. Para ello basta con que nos comuniques tus necesidades o los elementos que consideras deberían aparecer en la vivienda, nosotros realizaremos diferentes bocetos para que tus propuestas iniciales se enriquezcan notablemente y acabes teniendo la casa de tus sueños, mejor de lo que la habías imaginado.