Decorar con cemento pulido

El cemento se impone como material decorativo. Esto es, al menos lo que se desprende de las empresas de decoración que incluso lo llevan a la cocina, donde se impone por goleada frente a otras soluciones o materiales. Y es que resulta muy útil, manejable y combina con otros estilos. Además, en la actualidad lo puedes adquirir en diferentes colores, lo que multiplica sus posibilidades de uso en nuestra vivienda.

En OSB Arquitectos sabemos lo interesante que está resultando su aplicación en múltiples estancias de las viviendas, de ahí que lo estemos incorporando en nuestros proyectos de reforma. Y que lo recomendemos a nuestros clientes. Si aún no lo has contemplado como material para tu proyecto decorativo o constructivo, hemos redactado este artículo con el que queremos darte algunas de sus claves.

Decorar con cemento pulido

El cemento pulido es el un tipo de cemento que se ha trabajado expresamente en su parte exterior para que aparezca más liso, uniforme y suave. De manera que su tacto sea más agradable y su aspecto imite al que adquieren otros materiales como la madera o el mármol. En la actualidad el uso de este material se encuentra en muchas versiones. Las más extendidas son las siguientes:

1. Se trata de un elemento pesado, por lo que antes de seleccionar su empleo habrá que valorar cómo de fuerte es el piso de la zona en la que se quiere emplear. Estos estudios deben hacerlos arquitectos y personal especializado, pues de lo contrario podríamos encontrarnos un problema muy serio.

2. Podemos emplear el cemento pulido en tres tipos de acabados: áspero, liso o crudo. Atendiendo a la zona o al elemento que vamos a hacernos con este tipo de cemento estará más recomendado uno u otro.

3. Encimeras de cemento. Son encimeras muy resistentes e higiénicas. Ideales para su uso en la cocina. Para que resulte una superficie más lisa podemos pulirlo y, además, aplicar sobre él barnices u otras sustancias que nos ayuden a protegerlo de las posibles manchas de grasa que puedan generarse en la cocina. Este tipo de encimera combina perfectamente con electrodomésticos metálicos e incluso con muebles realizados en madera.

4. Paredes de cemento pulido. Se puede aplicar directamente sobre las paredes, sin necesidad de retirar los azulejos que se hayan podido colocar anteriormente. Lo que hace que la obra que llevemos a cabo sea mucho más rápida y genere menos residuos. Ofrece a la estancia en la que se encuentra un acabado industrial que gusta mucho y que resulta muy funcional. Hay una opción nueva que te permite dejar pasar la luz a través de estas paredes y es el cemento translúcido. Te permite separar ambientes sin necesidad de que renuncies a la luz natural.

5. Suelos de cemento pulido. Se aplican directamente sobre la superficie del suelo. Ofrecen un acabado muy funcional y hay versiones en las que se pueden serigrafiar distintos motivos que hacen que parezcan grandes piezas encajadas. Estos grabados decorativos son personalizables. Los más empleados son aquellos que recrean motivos flores, de hojas o de ramas.

6. Fregaderos de madera. Son fregaderos muy resistentes, que soportan el contacto directo y constante con el agua y que no sufren daño alguno por alcohol o lejía. No se ponen amarillos y no permiten que se acumulen los microbios en su superficie, por lo que son también muy higiénicos.

En OSB Arquitectos somos especialistas en desarrollar este tipo de decoraciones. Por lo que, si estás interesado en llevarla a cabo en tu hogar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Haremos tus deseos realidad!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.