humedades

Humedades el gran problema de los bajos del Cabanyal

La aparición de humedades es el gran problema de los pisos bajos del barrio del Cabanyal, en Valencia. Un problema que hay que resolver antes de acometer cualquier reforma dada la cantidad de complicaciones que pueden derivarse luego de esta incidencia.

EN OSB Arquitectos sabemos lo importante que es acabar con las humedades antes de acometer cualquier tipo de intervención, especialmente cuando se vive cerca del mar. Y es que la humedad ambiental es una de las particularidades de las viviendas de estas zonas.

 

Humedades el gran problema de los bajos del Cabanyal

En el barrio del Cabanyal es frecuente encontrar humedades. Es decir, es frecuente que sus paredes y techos tengan manchas oscuras que indican la presencia de humedad acumulada. De ahí que digamos que las humedades es el gran problema de los bajos del Cabanyal.

Este indicio debe tenerse muy en serio. Y es que no sólo supone un elemento poco estético o de desgaste de nuestros elementos estructurales o pinturas, también conlleva riesgos para nuestra salud.

Y es que las humedades conllevan la aparición de hongos y microorganismos que dañan la salud de las personas que viven cerca, atacando a sus vías respiratorias. Un problema que se agrava cuando la persona padece, por ejemplo, alergias.

Para que esto no ocurra, en OSB Reformas recomendamos acometer una serie de intervenciones que nos ayuden a mantener a raya estas humedades. E incorporar hábitos que nos ayuden a evitar la concentración de hongos y microorganismos en nuestras paredes y techos.

 

Tipos de humedades

Cuando hablamos de humedades no estamos refiriéndonos a un problema único con unas particularidades definidas. Y es que existen varios tipos de humedades. Aunque si bien es cierto que todas aparecen en las paredes y techos de nuestras viviendas.

Para combatir las humedades lo primero que debemos hacer es identificar qué tipo de humedad es. Y luego actuar de la manera correcta para acabar con ella. Pero también realizar actividades que nos ayuden a evitar los problemas que provocan en nuestras viviendas estas humedades.

Humedades por condensación

Humedad por condensación

 

Es la humedad que suele aparecer en nuestros baños. Se debe a la concentración y estancamiento de humedad en un espacio, lo que origina que se condense el vapor de agua, se deposite en paredes y techos y aparezcan los hongos. Que son los que provocan esas manchitas oscuras en nuestras paredes y techos.

Para compartirla lo mejor es: ventilar la estancia, aislar los cerramientos, los perfiles de las ventanas y de los vidrios, de la manera adecuada. Así como corregir posibles defectos de construcción o el espacio en el que está colocada la calefacción de la vivienda.

 

Humedad por subidas capilares

Son humedades que aparecen en  cuartos de estar o en muros exteriores. En estos casos, el agua sube del suelo a través de los materiales porosos como los ladrillos y las juntas. Es decir, atraviesa los cimientos, sube por los muros y provoca el desprendimiento del revestimiento a en zócalos y bajos. También pueden producirse por la ruptura de alguna cañería, por lo que conviene solicitar ayuda profesional.

Para solventar este tipo de humedades, lo mejor es revisar el desgaste de los materiales de construcción y de las juntas, ya que son un peligro para la resistencia estructural de la vivienda.

Y no sólo esto. Ya que este tipo de humedades ponen en jaque la instalación eléctrica, dañan la madera, etc.

humedades por infiltración

Humedad por infiltración lateral en estancias subterráneas

 

En este caso, son humedades que aparecen en bodegas, sótanos y garajes situados bajo el nivel del suelo. Espacios proclives a sufrir varios tipos de humedades, como sucede en el Cabanyal.

Son humedades provocadas por el paso lateral de la humedad de la tierra a los muros, lo que supone que se dañen seriamente.

Se trata de humedades muy dañinas ya que desgastan mucho y rápidamente los materiales de construcción y de las juntas poniendo en peligro la resistencia estructural de nuestras viviendas.

Para solventarlo hay que: evitar la infiltración lateral en la construcción donde se habrán tenido en cuenta todos los posibles pasos de agua. Aplicar  una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura, Y, finalmente, colocar sistemas de drenaje que reconduzcan el curso de las aguas.

 

Así pues, si quieres acabar con las humedades ponte en contacto con profesionales que te ayuden a localizar la fuente del problema y te digan cómo acabar con ella. En OSB Arquitectos tenemos mucha experiencia en este tipo de intervenciones y en el uso de materiales antibacterianos. Desde ya te adelantamos que es la única manera efectiva de acabar con el problema.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.